viernes, marzo 24, 2006

BRET EASTON ELLIS






Aprovechando la reciente publicación de la última novela de Bret Easton Ellis, "Lunar Park", he decido estrenarme en el blog con un pequeño artículo que tenía guardado y que trata sobre la obra de este gran escritor, así como sus diferentes adaptaciones cinematográficas, si bien debido a su extensión tan sólo me limitaré a poner lo relativo a sus dos primeras novelas, y en entradas posteriores iré publicando el resto.






Bret Easton Ellis, el escritor al que te encanta odiar. Así ha sido introducido en numerosas ocasiones este norteamericano, autor de obras controvertidas y polémicas como pocas. ¿Acaso conocéis algún otro que haya sido amenazado de muerte por asociaciones feministas al mismo tiempo que su editorial rechazaba publicar uno de sus libros, renunciando por ello a la devolución de 300.000 $ que ya habían sido adelantados, con tal de que no se la relacionara con la novela en cuestión?. Sí, un tipo duro sin duda. O quizás no. Lo cierto es que poco sabemos de este gran hombre a través de su obra, pues es difícil escrutar los sentimientos de una persona cuando lo que transmite desde sus letras es la más absoluta frialdad espiritual, repletas de personajes vacios, corruptos moralmente, crueles y superficiales, cuando no psicópatas y asesinos. Desde aquí queremos rendirle un homenaje comentando su obra y las adaptaciones cinematográficas que se han hecho de ella.



"Less than zero" ("Menos que cero")

Su título ya nos da a entender que no nos vamos a encontrar con una novela cómica , y está inspirado en una canción del pelmazo de Elvis Costello. Fue escrita cuando Bret Easton Ellis tenía tan sólo 20 años y supuso un shock por aquel entonces, hasta el punto de que fue comparada con obras de la talla de "El guardián entre el centeno" entre otras, por la influencia generacional que alcanzó. En ella nos introducimos en el particular mundo de Clay, un adolescente rodeado de personas semejantes a él en todos los aspectos, y que constituye el arquetipo de personaje que será una constante en las novelas del escritor. Así pues, Clay vive rodeado de fastuosos coches, chicas guapas con muy poco cerebro y menos inquietudes, cuya principal meta consiste en ponerse hasta las cejas de coca y tirarse al chico de moda, aunque en ciertos momentos, el escritor nos permite entrever lo miserables que son los habitantes del mundo "elliniano": pseudo-punks pijos (semejantes engendros sólo eran posibles en Los Angeles de aquellos años, si bien son una constante en las principales ciudades españolas de hoy), productores cinematográficos sin escrúpulos, el sub-mundo del porno, seres vacios en general, etc.





Narrada en primera persona, como si se tratase de un diario en tiempo real (y este será el estilo utilizado por Ellis en todas sus novelas) la trama no gira en torno a un argumento en concreto, sino que nos describe con una minuciosidad quirúrgica personajes y situaciones, así como los acontecimientos que le suceden a Clay, pero sin emitir un sólo juicio de valor, sin aportar pensamientos positivos (tan sólo emociones, como el miedo y la angustia) u opiniones que nos permitan saber que pasa por su mente...incluso la relación que mantiene con Blair, una de las adolescentes del relato, es fría y distante, sin atreverse a implicarse emocionalmente ni permitir que las cosas vayan demasiado lejos.





En definitiva, con esta obra Ellis nos abre las puertas de su particular universo, pues hay que tener en cuenta que lo narrado se basa en buena parte en las propias expericencias personales del escritor algunos años atrás. No hay, por tanto, argumento que valga ni final concreto, sino una sucesión de situaciones y personajes que interactúan entre sí a los que vamos "conociendo" a medida que avanzamos, por lo que el final del relato no aporta ninguna conclusión, nos deja con una extraña sensación de vacio y tristeza, pero al mismo tiempo gozo. Sí, digo gozo por que la maestría con la que están descritas las clases dirigentes angelinas es inigualable (de acuerdo, Bukowski también sabía definirlas genialmente, pero desde otra óptica), su escala de valores, donde el dinero, la apariencia física y la posición social ocupan las más altas cotas; sus miserias, donde la familia como insitución aparece rota y disgregada y las personas son incapaces de expresar sus sentimientos y de comunicarse; sus adicciones, donde la cocaina y los ansiolíticos se consumen a raudales...acompañados siempre de buenas dosis de alcohol; todos estos elementos dan forma a la obra y nos acompañan a lo largo de ella.




En cuanto a la adaptación cinematográfica, al margen de su espectacular banda sonora la cual recomendamos ardientemente desde aquí, poco podemos decir salvo que es, cuando menos, desafortunada y que pasó sin pena ni gloria por las salas de cine (de USA, aquí se estrenó directamente en vídeo).











"The rules of Attraction" (Las leyes de la atracción)


Su segunda novela es considerada por muchos, aunque no para el que suscribe estas líneas, como la mejor de todas. En esta ocasión, el Sr. Ellis nos introduce en la vida de Sean Bateman, un joven que acaba de iniciar su etapa universitaria y está basada, como no, en la experiencia del escritor en la Universidad de Bennington.



El autor utiliza el recurso literario de que los personajes se expresen a través de sus anotaciones personales en diarios, por lo que la narración es siempre bajo el prisma de la persona que escribe. Asistimos pues, a una inteligente maraña de individuos cuyas vidas están entrelazadas, formando una cadena de amores no correspondidos a cada cual más dramático. Las drogas siguen apareciendo de manera constante, así como el sexo desprovisto de cualquier tipo de sentimiento afectivo, si bien, en esta novela sí se ahonda más en los sentimientos personales de algunos personajes, y entre sus páginas podemos hallar, por ejemplo, a una suicida devastada por la ignorancia a la que le somete el protagonista, o el impulso homosexual que siente el compañero y amigo de Sean, Paul Denton, por éste. Como curiosidad en este aspecto, cabe destacar el diario de un chico francés escrito rigurosamente en su idioma sin traducción alguna de ayuda.


Es en este relato cuando surgen por primera vez personajes como el mismo Sean Bateman, que posteriormente tendrán fugaces apariciones en las siguientes novelas del autor, pues como algunos lectores habrán adivinado, el protagonista es ni más ni menos que el hermano pequeño de Patrick Bateman, el hedonista psicopata que seguidamente protagonizará su tercera novela: "American Psycho". Igualmente hallamos también a Victor Ward/ Johnson, que en el futuro protagonizaría "Glamourama", pero no adelantemos acontecimientos.


Lo cierto es que el libro tuvo menos éxito que su antecesor, quizás por que el estilo seco y directo de Ellis había perdido su factor sorpresa, y sin embargo su tono es menos lúgubre y vacio que "Menos que cero", por otra parte, considero que refleja perfectamente el ambiente despreocupado y predispuesto a las fiestas desmadradas y noches eternas de la época universitaria, claro que eso depende de donde y en que circunstancias las haya vivido cada uno.




En cuanto a la película, si bien esta novela es la segunda obra de Bret Easton Ellis, supuso la tercera en ser llevada a la gran pantalla en orden cronológico, y en esta ocasión venía precedida de la relativa fortuna de la versión en celuloide de "American Psycho". Dirigida por Roger Avery (ni más ni menos que co-guionista de "Pulp Fiction" y "Reservoir Dogs" entre otras), contaba con actores de cierto renombre como su protagonista, James Van Der Beek, conocido por interpretar a Dawson Leery en la aburridísima y sosa série "Dawson Creek" (Dawson Crece), lo cual no deja de resultar irónico, pues de estar en la piel de un responsable y santurrón chaval, pasó a ser un decadente estudiante interesado en esnifar rayas de cocaína y follar con todo especimen del género femenino que pasara ante sus narices. También podemos hallar a otros actores que en la actualidad han tomado parte de proyectos más o menos de relativo éxito como Jessica Biel o Ian Somerhalder.



En nuestro país pasó prácticamente desapercibida, y aunque el producto no resultaba decepcionante, quedó en tierra de nadie, puesto que ningún adolescente pareció dispuesto a identificarse con seres tan descarnados y aparentemente vacios y, por otra parte, carecía de otros ingredientes para atraer a las masas como ciertas dosis de comedia barata o escenas gratuitas de sexo, más bien se presentaba como una película formal sobre la falta de orientación de la juventud en esta edad concreta tocando muy de lado asuntos como las drogas y las relaciones sentimentales intrascendentes.


Por último, cabe decir que es la novela sobre la que el autor se encuentra más satisfecho de cuantas ha escrito hasta el momento y, una vez más, la banda sonora de la película contiene artistas de cierto renombre que encajan con la temática.

3 comentarios:

miultimodia dijo...

Yeeeeah!!! Less than zero es una de mis novelas preferidas!!!
Para mi la peli tiene su encanto, la vi hace muchiiiisimo tiempo, en la 2, cuando era un niño, y el personaje de Robert Downey Jr se me quedó grabado en la retina (gran actor)

PD: tu apellido tambien mola. Carlito Rules!!!

PablitoBrigante dijo...

En efecto tio, Carlito Brigante is da man...A mi la película "Less than zero" no me gustó tanto,pero desde luego su banda sonora tira hacia atrás y,en cualquier caso, fue la primera adaptación de una novela de Ellis, con lo cual tiene ese "encanto" primigenio...

Anónimo dijo...

"el pelmazo de Elvis Costello"... my god!, no leas más, no pierdas el tiempo, mirá TV que es lo tuyo...